¿POR QUÉ NO ACEPTAR EL RETO?

articulo reto 3
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Parte 1

Realizado por: Facilitadores Rodrigo Lara. 

El lunes 2 de marzo del año 2015, siendo las 8 de la mañana, después de una extensa reunión de padres de familia, los niños del grado 603 de la institución educativa Rodrigo Lara Bonilla se encontraban en completo desorden, unos gritaban, otros corrían y se empujaban, algunos se encontraban en hora de visita con sus compañeros del salón vecino; estos últimos se dieron cuenta que se acercaba una mujer joven, de contextura delgada, cabello rubio, que trasmitía frescura en su andar, uno de ellos gritó: “¡Viene la profe!,” si, era efectivamente la docente del área de castellano, Lizbeth, quien se dirigía al aula de clase. Rápidamente los estudiantes organizaron sus uniformes, se ubicaron en los pupitres correspondientes y esperaron a que la profesora entrara. Saludando y ellos respondiendo con un acto de urbanidad se pusieron de pie. En ese instante Lizbeth hace seguir a dos jóvenes totalmente opuestas en su apariencia física, una de ellas es delgada, de cabello crespo y claro, la otra acuerpada de pelo liso y negro.

Los niños sin saber la razón por la cual ellas se encontraban allí, daban paso en su mente a muchos interrogantes, entre ellas una mente inquieta, la de Nicolás, que se preguntaba: “¿Quiénes son ellas?¿Por qué están aquí?”, la profesora como leyendo sus pensamientos dijo: “Este par de estudiantes son de la Universidad Surcolombiana y vienen a contarles de un proyecto que vienen desarrollando con otros muchachos…como ustedes son el sexto (grado) más participativo, juicioso y colaborador, fueron los elegidos”.

Articulo reto

 

La profesora tenía claro el argumento por el cual había decidido que estas estudiantes trabajaran con este curso, debido a que si escogía el grado 601 se encontrarían con un grupo dócil, aplacado, que haría todo lo que ellas dijeran; si hubiese sido 602 se enfrentarían a un grupo inmanejable haciendo la clase a su voluntad. Al escuchar estas palabras algunos mostraban cara de asombro, mientras otros se sentían alagados y Lizbeth continuaba diciendo: “y es por eso que les gustará hacer parte de este proyecto que vienen a proponer”.

Las jóvenes estudiantes explicaron que ellas estaban trabajando desde el área de Comunitaria en la creación de la radio y prensa para la institución, pretendiendo que entre todos incorporen estas como herramientas para mejorar las dinámicas y problemáticas comunicacionales. Con cada palabra que escuchaban, en los rostros de los niños se empezaba a dibujar una gran sonrisa. Como es normal en los pequeños la curiosidad, estos no la dejaron de lado, al contrario, empezaron a preguntar: “¿cómo vamos hacer radio? ¿Vamos a necesitar micrófonos? ¿Dónde nos vamos a ubicar?” el entusiasmo era evidente, pues era la primera vez que se sentían incluidos en una actividad como esta.

Con el correr de los días los chicos esperaban con ansias aquellas estudiantes, no veían la hora de que regresaran a compartir sus conocimientos y vivir una práctica diferente. Fue así como en un abrir y cerrar de ojos llegó el amanecer del miércoles 11 de marzo donde los ánimos de los pequeños eran opacados por la lluviosa mañana. Al ver llegar a las estudiantes de la Universidad Surcolombiana los niños se alegraron porque sabían que la clase sería ‘chévere’. Queriendo cambiar la rutina de su forma habitual de recibir clases, la propuesta de las “profesoras” fue hacer un círculo. En los colores de las cartulinas que se entregaron para hacer el auto-retrato se reflejaba la diversidad presente en el aula de clase.

articulo reto 2

 

Gerónimo preocupado por no saber cómo dibujarse, se dirige a una de las profesoras, la del cabello crespo, y le dice: “Profe ¿Cómo voy a dibujarme si yo no sé cómo soy? Me queda difícil” estas palabras retumbaron en la mente de la joven, preguntándose si era en serio la situación y se dijo así misma que le hablaría de este chico a la profesora Lizbeth. Respondiendo a la pregunta de Gerónimo la muchacha le dijo: “te voy a ayudar… tu eres pequeño, moreno, de ojos rasgados, pelo negro y liso…” extrañado, el niño cayo en cuenta de lo obvio, sabía muy bien como era, su problema era como plasmarse en esa cartulina de color amarillo. En otra parte del salón, estaba Marlon quien no tenía inconveniente para dibujar, pues tenía claro como era y quien era, haciendo de su dibujo toda una obra de arte. Algunos niños se retrataban de forma básica, cirulos y líneas, otros por su parte quisieron jugar con los colores, dibujando elementos donde mostraban su creatividad y gustos.

No obstante, la actividad no terminaba ahí, la idea era que los niños pudieran reconocerse entre ellos. Cada uno tomaba algún dibujo de un compañero y empezaba a describirlo, en ocasiones acertaron a quien pertenecía, en otras ni siquiera lo intentaban. Sorprendentemente las jóvenes estudiantes encontraron un alto desconocimiento entre los compañeros del grupo y fue así como dieron por terminado ese día de trabajo.

Y es que trabajar con niños se vuelve una experiencia enriquecedora, donde tanto alumno y maestro aprende cada día del otro. El encanto de la profesora Lizbeth, al ver que las jóvenes de la Universidad Surcolombiana incluyeron a sus estudiantes del grado 603 en el proyecto de la Radio Larista, era apreciable y quiso compartir con ellas la experiencia de trabajo con los niños. En una conversación habló de una anécdota que Gerónimo, a quién ella considera un soñador, le comentó: “Una vez Gerónimo, no estaba trabajando en clase y le pregunte que qué le pasaba, y me contestó que estaba triste, debido a la muerte de su abuelo, yo le dije: ‘fresco, no trabaje quédese hay sentado, pero no moleste’ el siguió contándome sobre lo difícil que había sido asimilar esa situación. Ese mismo día a la hora del descanso él me buscó y me dijo: ‘Sabe profe, analizando lo de mi abuelo, no resulto tan malo, el día de su entierro me encontré a la niña que me gusta, así que aproveche, le lloré, le pedí un abrazó y me lo dio, entonces eso para mí fue maravilloso’- ¡Ese chico saca unas cosas! El otro día me dijo: ‘Profe ¿me puede dar el gusto, el honor y el lujo de pasar un fin de semana en su casa?, allá todo debe ser diferente’ Él seguramente creerá que yo vivo en una mansión porque soy su profesora y que vivo en otro mundo. Él dirá que vivo en un lugar más lindo por el hecho de ser profesora”

articulo reto 3

 

Con este relato la profesora Lizbeth quiso atrapar más la atención de las jóvenes hacía este proyecto al cual se están enfrentando, y sí que lo consiguió. El reto es grande, hacer que cada niño hablé de su vida, se abra libremente y comparta gran parte de lo que están hechos y de lo que pueden brindar, hará parte de su trabajo de intervención, pues así las habilidades y falencias para la escritura, la oralidad y la expresión de los estudiantes del grado 603, se vivirán en esto que hasta ahora se empieza a crear y que se llama Radio Larista.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comentarios