Estereotipos de belleza

17458060_10211683890229413_2118926771059445291_n
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los estereotipos de belleza influyen en los adolescentes principalmente en mujeres, ya que en este periodo nace una gran preocupación por la apariencia, la belleza y el atractivo físico. Llega una etapa de la vida dónde desean encajar en un grupo social, crear aceptación para así instaurar envidia en los demás deseando de éste felicidad, haciendo que tanto mujeres como hombres reflejen los estándares de “Persona ideal” y al que todos debemos proyectar y seguir.

En esta etapa, la apariencia física juega un rol importante, por todos los cambios físicos y biológicos que suceden y la conformación y aceptación de la imagen corporal para la evaluación individual o grupal. También, la constante atención acerca de los pensamientos de los demás hacia nosotros mismos, el interés a las respuestas y evaluaciones de ellos sobre nuestra apariencia, nos lleva a creer que las otras personas están tan interesadas como nosotros de nuestros comportamientos y apariencias.

Pero en este camino de gran importancia hacia el cumplimiento de las exigencias del estereotipo establecido, comienzan a surgir consecuencias negativas para la integridad de la persona tanto individual como social, produce un impacto negativo en el autoestima, el cual se ve disminuido, aparecen también sentimientos de inconformidad e inseguridad, de vergüenza, el rechazo hacia el propio cuerpo; sentimientos que sólo llevan a la auto degradación de la personas.

La necesidad por ser aceptado físicamente puede llevar a extremos no deseados como enfermedades, depresiones y hasta el suicidio. Ocurre comúnmente en las jóvenes enfermedades como la bulimia, anorexia o generan trastornos alimenticios. El aumento de cirugías corporales y exceso de gimnasios para abastecer éstas necesidades van casi a la par para juntos sexos.

Desde siempre los humanos nos hemos preocupado por el aspecto físico. El cabello, la vestimenta, piel limpia, las arrugas, peso de sobra, el bronceado, etc. Muchas son las transformaciones que desean tanto mujeres como hombres, logrando atención para estar físicamente “perfectos” creando así una felicidad artificial.

Hoy en día este interés por la apariencia física ha aumentado claramente. Desde hace unos años, la persona parece valer más por lo que tiene o por como se ve físicamente que por lo que es y vale su identidad. Dietas, cirugías, ejercicios en exceso, pastillas, han sido creadas para lograr la felicidad física, la figura perfecta, sin importar cualquier tipo de consecuencias negativas o riegos que puedan ocasionar en la salud en sus cuerpos.

El modelo de belleza actual que los medios de comunicación difunden y venden, deberían ser nuevamente planteados y pensados. Si bien los medios y sus socios logran producción favorable por el consumo, tiene resultados negativos para la formación de muchas personas, tanto social e individual convirtiéndola en una necesidad. Sirve como lupa para categorizar al individuos de acuerdo con las apariencias, comportamientos y costumbres, el estereotipo define a una imagen, por lo general, por un grupo o sociedad con carácter inmutable.

Quienes toman el rol de mostrar este fenómeno son la publicidad, los medios de comunicación, la moda, el marketing, que mediante su penetración constante nos imponen una imagen ideal que tomamos como “normal” cuando, en realidad este modelo está lejos de ser natural o perfecto. Son las empresas beneficiadas con el consumo que conllevan los estereotipos, las que se encargan de indicar lo que los medios de comunicación deben difundir en referencia a algunos programas y publicidades, presentan un modelo de belleza reflejado en todos los personajes, también imponiendo una moda.

Cuando hablamos de moda nos referimos al uso, modo o costumbre que está a en un determinado tiempo y lugar en relación a la vestimenta, accesorios, adornos, etc. Constantemente va cambiando y se genera en la sociedad un aumento de consumo que sólo beneficia a quienes los crean, que son una minoría.

Por: Paula González

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comentarios