EL MALECÓN DEL RIO MAGDALENA

DSC04510
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

“Creo que es importante conocer un poco de nuestra región, del sur del país, dónde nuestra ciudad  es más que solo un clima caliente, sino, un lugar majestuoso y digno de visitar con sus habitantes cálidos y colaboradores. Aquí, un poco de un lugar estratégico de la ciudad “El Malecón del rio Magdalena” conocer de un día común para ser compartido aquí, en con-tacto radio”.

Acompañada de unas buenas gafas de sol y una emblemática ropa para este sofocante calor, en un día común que no es Domingo, tampoco día de Fiesta, recorro las calles de mi ciudad opita, Neiva, a la que muchos suelen decir “pueblo”, un lugar cultural, histórico y turístico de gente amable como “sumercé” así es la capital del Departamento del Huila.

75 Monumento a La Gaitana. NeivaEs un recorrido largo desde casa, el sol no ayuda mucho, las gotas de sudor invaden mi piel, tomo un poco de agua; más allá de una avenida llego al famoso Malecón, frente a mis ojos el monumento La Cacica Gaitana aunque nací aquí, no entendía muy bien la historia y mis padres poco me cuentan de ella, que traen consigo estas majestuosas figuras que adornan las calles.

La brisa arrolladora y la vista del bohemio Río Magdalena es lo que más me encanta de este lugar, recordé cuando escuché sobre el comercio que llegaba a ésta tierra por embarcaciones hace muchos años. Me imagino que quienes rondan el lugar y toman fotografías son viajeros, turistas, ya que nosotros, los Neivamos somos muy apáticos a éste tipo de visitas.

Mientras observo cómo sonríe la gente le doy gusto a mi paladar con un refresco de cholupa, el fruto prohibido de mi tierra de un sabor complejo. A mi gusta, es un fruto con una acidez viva pero es excelente para calmar la sed.

Minutos después Indago un poco acerca de esta escultura desde mi teléfono móvil dónde me dice que “Representa el rechazo de una raza digna y altiva ante la crueldad y el salvajismo de los invasores españoles que a sangre y fuego la avasallaron, pero no la vencieron…La figura de “La Gaitana” tiene dos caras: una amable, amorosa, tierna, bondadosa, maternal que mira al sol y simboliza la madre, la esposa, el sentimiento fraternal de toda mujer. La otra: guerrera, feroz, indómita, llena de ira y de venganza, con los cabellos al aire y la actitud bélica, es la rebeldía, la oposición al yugo español, la explosión de la libertad reprimida, la heroína ofendida en el más caro sentimiento…”

Unos kilómetros más y lo que encuentro es más que una leyenda el Monumento y Mirador Torre del Mohán DSC04514es una escultura que recoge la esencia de nuestros antepasados y la cultura precolombina rescatada en una obra de aproximadamente 20 metros del maestro Emiro Garzón, donde ascendiendo por unas escaleras se puede apreciar el Centro de la ciudad y las virales zonas verdes que rodean el río Magdalena.

Los abuelos, trabajadores del sector y gente del común aseguran que la verdadera tradición del malecón está perdida, cada día es más difícil revivir los días en que a estos lugares muchas personas visitaba y compartía, en temporada decembrina y el malecón es sonidos de silencios, mujeres ofreciendo los platos típicos Huilenses por qué se acerca la hora del almuerzo, pero no hay quién venderle, las pocas tiendas de artesanías sufren lo mismo, “en el malecón sólo se ve gente en fiestas de San Pedro, es muy triste como los Opitas nos alejamos de lo nuestro”.  El asado Huilense y la lechona son platos muy representativos de Neiva, famosos hoy en día también principalmente en fiestas de San Pedro.

Me han ofrecido muchos platos, pero yo insisto en el asado, me dejaré llevar una vez más por este delicioso y exquisito plato de tradición opita. Hay muchos que todavía luchan en conservar las costumbres  y tradiciones Huilenses en este sector del malecón, es por esto que no han desfallecido y siguen intactos buscando la manera de vender almuerzos, artesanías o incluso el mejor café del Huila.

Neiva, como cualquier otra capital tiene todo para ser visitaba, tiene una vista incomparable del río Magdalena en el malecón, una gran riqueza y diversidad gastronómica; al estar tan cerca de lugares tan visitados como el desierto de la Tatacoa y el mismo San Agustín, lo convierte en una puerta turística que hay que conocer.

Continuo por los senderos del malecón, es un lugar lleno de color y gente dispuesta a atender con alegría sus visitantes, aunque con muchos locales vacíos y en deterioro, el lugar que se creó para mostrar la otra cara de la ciudad ya no es igual, para muchos hay mucha inseguridad, los habitantes de la calle desasean el lugar, generando malos olores y por ende evitando que las personas se acerquen, también, las bancas dañadas y un polideportivo destruido es lo que poco queda del malecón.

Artesanos y comerciantes hacen un trabajo que no hay que desconocer, muchos organizan jornadas de limpieza y para diciembre se solidarizan con niños de los barrios más vulnerables de Neiva repartiendo como por ejemplo regalos y kits escolares, hace falta un poco de cultura y apropiación ciudadana que haga entender a los opitas y visitantes, lo hermoso que puede volver a ser el malecón, indicó Victor Polanía (Trabajador del restaurante).
¿Es la administración o los ciudadanos quienes deben cambiarle la cara a este sitio turístico de la capital huilense?, hay que dejar que el trabajo articulado de personas emprendedoras y proyectos con una puesta vital para reactivar el malecón, se desarrollen en gran medida.

Todos los espacios necesitan un cambio y el malecón lo necesita, un cambio que permita revivir el turismo, la gastronomía y las artesanías donde hoy han quedado en el olvido. Los colores, sabores y texturas se reúnan nuevamente y consagran más y más visitantes.
Por eso creo que es importante destacar, dónde nosotros futuros comunicadores podemos resaltar ésta importancia y hacer sin duda alguna el malecón es un lugar maravilloso de una riqueza invaluable dentro del ámbito cultural colombiano, por qué el Huila tiene cultura y su capital lo demuestra.

Por: Paula González.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comentarios